Participación de la psicóloga Ángela Gual en “La Noche” de la COPE. El caso de Gertrude, la psicópata envidiosa de la belleza juvenil.

psicologa mallorca

 

Para escuchar la entrevista completa pincha AQUÍ.

Participación de la psicóloga Ángela Gual en el análisis del perfil psicológico de los mayores criminales de la historia, en el Programa “La Noche” de la COPE, de la mano de Adolfo Arjona, en el cual narran, a través de diferentes especialistas, interesantísimos casos de criminales, que sacudieron al mundo.

Gertrude poseía una personalidad de alto contenido psicopático. Dentro de la misma podemos remarcar dos grandes bloques disfuncionales, el afectivo y el conductual.
Afectivamente, esta mujer ha sufrido de forma importante en su vida, presenciando la muerte de su padre a los 11 años, y sufriendo abusos de sus parejas sentimentales, con sus consecuentes embarazos, y despues, tener que estar al cargo de la prole.
Siempre me gusta comentar que existe tanto un componente genetico como uno ambiental a la hora de forjar esta manera de percibir y reaccionar ante el mundo, y este caso no es una excepción. Es probable que la mala vida haya creado en esta mujer un monstruo narcisista y sádico, insensible y emocionalmente estéril, que no solo se muestra impasible ante el dolor ajeno (característica típica del psicópata) sino que ademas, desea y disfruta con producir sufrimiento en los demás (componente sádico).
Sylvia aparece casualmente en la vida de Gertrude, y esta se siente celosa por la belleza y juventud de la niña. Siente que la situación no es justa para ella  y decide cambiar las tornas de la manera mas humillante y depravada posible, ya que esa es la manera mas justa de hacerlo, la que se merece por hacerla sentir «de menos». Así lo vive ella.
Así favorece todos los acontecimientos terribles que la pobre adolescente tiene que sufrir, pasando por ejercer gran violencia explicita y psicológica, privación de alimentos, de ropa para el mantenimiento de la temperatura y humillaciones de todo tipo. También manipula a hijos y vecinos para que se sumen a las vejaciones y agresiones. Vemos que estos chicos son todos muy jóvenes, fácilmente manejables y con poco criterio para crear una opinión contraria. Todos ellos declararon en el juicio que no sabían por que no habían hecho nada para parar esa situación, aunque yo me atrevería a decir que hubo parte de contagio de la actitud de Gertrude, en el sentido lúdico e irresponsable por parte de los inmaduros adolescentes, y también hubo parte de miedo a las represalias de ella si la contradecían. Alguien capaz de hacerle estas cosas a un ser humano es digno de obediencia por el temor de sufrir la misma suerte. Estas actitudes pueden generar comportamientos colectivos a nivel de masa social por temor a verse perjudicados por alguien con poder ejecutivo.
Vemos también que como buena psicópata, al llegar el juicio, es la única que intenta despojarse de sus culpas y hacer creer al jurado que nada tenia que ver con todo aquello, tratando de que la ley cayera con todo su peso en los niños, incluso en sus hijos. Este tipo de comportamiento es muy común en este tipo de personas, ya que al no tener empatía, no se ponen en el lugar de los demás, son manipuladores y solo buscan el propio beneficio, sin importar las consecuencias que ello implique en los demás, ni siquiera en las personas con las que se vinculan emocionalmente.
Gertrude representa la víctima que se convierte en verdugo, que para sobrevivir de su propio infierno, erradica de sus ser las emociones, y pasa a la acción como el animal mas cruel y dominante, que salva su vida pero no su alma.

 

Ángela Gual.

Abrir chat

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar