Niños youtubers: ¿Qué peligros y riesgos se corren?

Es tendencia, es cool, está de moda… Hablamos de una profesión novedosa y que atrae muchísimas miradas: youtuber. Pero que también puede acarrear una buena cantidad de peligros, como es la creación de niños youtubers. ¿Conocemos todos sus riesgos y peligros?

¿Sabías que existen más de 1.300 canales infantiles en YouTube? En total, suman a nivel mundial más de 5,6 billones de reproducciones al mes. Como puedes imaginar, se ha convertido en un negocio que genera millones de euros y que tiene a los más pequeños como principales protagonistas y generadores de contenido. Ryan Kaji es el niño más rico de YouTube. Sus apenas ocho años no le han impedido ganar más de 23 millones de euros.

Obviamente, la pregunta que a todos nos asalta es la misma: ¿Puede ser perjudicial para los menores convertirse en niños youtubers? La respuesta es sí. Afecta mucho a los pequeños, sobre todo a nivel mental y a causa de esa increíble sobreexposición.

Esta comercialización de su vida genera unas consecuencias innegables. Los niños tienen tratos de favor y muchas licencias impropias para su edad, les regalan muchísimas cosas, tienen una forma de vida que no es habitual en el resto de niños, se enzarzan en una guerra de ‘likes’… Se crea una identidad que no es realista y no está hecha en base a sus experiencias y sus éxitos

Perderlo todo de golpe o ‘pasar de moda’, puede ser peligroso. No podemos olvidar que los niños son niños. Han de aprender a frustrarse. Es muy importante que los niños disfruten. La misión de los padres es, o debería ser, protegerlos, proteger su infancia. Son sus responsables y deben asegurar que los niños tengan una vida normal aparte de esta exposición mediática. No deja de ser un trabajo remunerado y no podemos olvidar que, según a qué edades, son los propios padres los que se encargan de impulsar estos hábitos exhibicionistas en sus hijos.

¿Qué podemos hacer entonces si nuestros hijos quieren convertirse en niños youtubers? Es importante, como hemos mencionado anteriormente, que cuenten con una vida totalmente normal fuera de la plataforma, que vayan a la escuela, que tengan buenas notas, que tengan horarios, rutinas, pasatiempos y amigos.

Todo pasa de moda. Los pequeños corren el riesgo de formarse una imagen distorsionada de la realidad. Eso es peligroso. Las peores consecuencias tienen que ver con episodios de depresión o ansiedad. Si ya es difícil en un adulto asimilar el fracaso social, en los menores puede tener consecuencias todavía más profundas.

Es divertido, está bien, pero hay que tener cuidado con la otra cara de la moneda. Hay que tener claro que ser youtuber es solo un parte de la vida y que no todo es divertido y gracioso. Hay que estudiar y cumplir con las obligaciones de los niños.

Niños youtubers

Abrir chat

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar