La psicología de los grandes grupos sociales con el COVID. La inoculación del pánico en nuestra sociedad.

psicologa palma

Un poco de Historia.
Desde tiempos inmemorables han habido multitud de epidemias que han devastado territorios, asolado países y arruinado comunidades. Ya en el 500ac la Famosa Peste de Atenas, en el 1300 la Peste negra, en el 1900 la gripe española, seguida de la asiática en 1957 o la de Hong Kong en 1968. El SARS en el 2003,la gripe aviar en 2009 o el Ébola, que aun esta en retroceso.

Entonces, ¿por que el COVID esta generando tal cantidad de efectos no solo sanitarios y biológicos sino psicológicos y emocionales?
Podemos decir que es la primera Pandemia que ocurre simultáneamente a nivel global y ello tiene unas repercusiones terribles, no solo por las pérdidas personales sino también a nivel de comportamiento de masas y de propagación del miedo.

Una misma situación, dos realidades diversas.

Actualmente y a medida que vamos recopilando datos de la evolución del virus podemos observar que existen dos caras muy diferenciadas de la misma moneda: Por un lado, existe un virus biológico, muy contagioso y del cual no se conoce cura o tratamiento 100% efectivo, por lo que esta muriendo gente sin que podamos controlarlo ni prevenirlo.

Por otro lado nos encontramos con un virus psicológico que parece casi mas devastador que su homólogo biológico, ya que las emociones que se están produciendo, contagiando y amplificando generan estados en la gente, en la masa social, peores que la propia enfermedad física. Hablo de una cantidad de estrés sin precedentes, ansiedad, angustia por el futuro, evitaciones fóbicas, estados depresivos, trastornos obsesivo-compulsivos de limpieza, e incluso comportamientos de aislamiento radical.

Si el contagio viral es rápido, el contagio emocional es aún mas raudo.  No es de extrañar que esto suceda ya que con las redes sociales y los medios de comunicación de masas, el acceso a la información es inmediato y por que no decirlo, compulsivo.

Pensamiento individual vs Pensamiento colectivo.

Es curioso observar cómo un razonamiento individual se lleva a cabo a través del intelecto, mediante una evaluación objetiva y razonada, en la búsqueda de parámetros fiables y razonables, lógicos, y sin embargo, el razonamiento de la masa funciona de una forma totalmente emocional, sujeta a la subjetividad de las emociones que suscita el grupo, movido por la labilidad de cambios adscritos a comentarios de famosos, debates en las redes fruto de 4 amigos sin ninguna idea profunda sobre el tema, en base a las opiniones que generan los programas de televisión…
Así, contagio biológico y emocional se van retroalimentando constantemente y mientras uno crece, el otro vuela, llegando a desembocar en pánico.

No hay que perder de vista que el miedo es la emoción mas ancestral y adaptativa que tenemos para hacer frente a la incertidumbre y a las situaciones de mayor vulnerabilidad. El problema surge cuando la masa se va infectando y retroalimentando de información que no siempre es veraz, información poco contrastada y sensacionalista, que tiene detrás otros intereses mas bien económicos o políticos en la búsqueda de reacciones emotivas y no racionales.

 

psicologa palma

Como gestionar la comunicación que nos llega de los medios de masas.

Hay que evitar a toda costa los mensajes excesivamente ansiógenos, la comunicación e información vaga, ambigua o ambivalente ya que nos generará desconfianza. Incluso son contraproducentes los reclamos excesivamente positivistas, llamadores del optimismo, ya que generan un efecto paradoxal, no logrando que estemos más positivos sino todo lo contrario.

Hay que buscar información clara, comprensible y fundada. Centrarse en poca información y en un momento determinado del día, evitando el bombardeo informativo de poca calidad y mucha cantidad. Contrastar brevemente la información obtenida y evitar a toda costa socializar de forma continuada los temas que nos preocupan, ya que multiplicaremos la ansiedad y el miedo que estos producen en nosotros, haciéndolos crecer, como una mala hierba regada con fertilizante.

 

La situación que estamos viviendo es sin duda una mala situación, una situación de la cual no tenemos el control y eso es para nosotros, seres racionales, muy difícil de encajar. Tenemos en marcha toda la tecnología de la cual disponemos para que la evolución sea lo mejor posible dentro de nuestras posibilidades, de la misma manera que tenemos una obligación moral individual a la cual podemos acogernos para ayudar a mejorar y a controlar la situación, que es la de tomar las medidas individuales de protección que nos recomienda Sanidad.

Más allá de esto, podemos aprender a gestionar nuestras emociones de miedo e indefensión, o sucumbir al sufrimiento que nos producen.

 

Ya decía Buda que “El dolor es inevitable, el sufrimiento es una elección”.

 

 

 

Ángela Gual

Abrir chat

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar