Hoy en el Programa «5 Díes» de IB3 TV entrevistamos a la Psicóloga Ángela Gual respecto a las personas zurdas.

psicologa mallorcapsicologa mallorcapsicologa mallorca

 

 

 

Para visualizar la entrevisa completa pincha AQUÍ.

 

Las personas zurdas, es decir, aquellas que tienen una dominancia lateral en la cual la parte izquierda tiene mayor fuerza y precisión, representan el 13% de la población. La incidencia es mayor en los varones, ya que parece que la testosterona es un factor predominante en la determinación de esta decantación por la izquierda, y obviamente,  los hombres poseen desde su concepción, cantidades mucho mayores de testosterona que las mujeres, lo que parece decantar la balanza de los zurdos a favor de las personas de sexo masculino.

El hecho de haber sido siempre una minoría ha hecho que a lo largo de la historia de nuestra sociedad, los zurdos hayan tenido que navegar por diferentes represiones y descalificaciones por ser diferentes.

A principios del siglo XIX, cuando la Inquisición tomó su peso más relevante, los zurdos eran considerados cercanos a Satanás, a la enfermedad y a la perversión, por lo que eran perseguidos y castigados, hasta el punto de ser quemados en la hoguera. Las reminiscencias de aquella época junto con la represión católica dominante de la época y hasta hace 40 años han hecho que hasta hace bien poco, en las escuelas y en el hogar hayan tratado de «reconducir» a los zurdos, mediante incluso contenciones físicas de la mano izquierda, para desarrollar el manejo de la mano derecha «como las personas respetables hacen». Gracias al sentido común estas son prácticas que han dejado de aplicarse y en el día de hoy, ser zurdo ya no se vive como una enfermedad sino que la ciencia ha demostrado tener un componente genético que lo predispone.

 

De hecho, las investigaciones científicas, aunque aún lejos de entender el porqué de este capricho genético de la naturaleza, si conocen su funcionalidad. Es decir, las personas diestras tienen un hemisferio izquierdo dotado para el sentido común, las normas, leyes, la escritura y la cognición, que rige también la parte motora derecha de nuestro cuerpo, en cambio, el hemisferio derecho representa las emociones, las pasiones y los miedos, el inconsciente, además de regir la parte motora izquierda. En los zurdos ocurre justo al revés; su hemisferio izquierdo maneja las emociones y el derecho la parte cognitiva. A nivel motor, la literalidad es también cruzada como ocurre en los diestros.

 

Se dice que en porcentaje, existen muchos zurdos que han resaltado de forma notable en el mundo de la política, la ciencia, el arte o el deporte, y es muy cierto. Dicen los estudios que las personas zurdas, al tener que vivir en un mundo preparado y acondicionado para diestros, desarrollan más un uso ambidiestro, lo cual desarrolla a su vez más capacidades cognitiva y operativas. De la misma manera hay que decir que, por ejemplo en el deporte, los zurdos se enfrentan a un 90% de diestros, preparados para hacer frente a otros diestros, dada la proporción, y que por lo tanto, se han entrenado en cuanto a estrategias e interiorización de reacciones, movimientos y acciones para superar a otros diestros. Cuando les aparece un zurdo con todos los movimientos, estrategias y reacciones contrarias a las estudiadas, hacerle frente es un hándicap superior.

 

Ángela Gual.

 

 

 

Abrir chat

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar