El PLACER y el MOVIMIENTO. Subestimamos sin duda su poder. 

 

PSICOLOGA PALMA

 

La relación entre el placer y el movimiento físico es más potente de lo que podamos llegar a imaginar.

Cada vez estamos mas concienciados de lo importante que es para la mente hacer ejercicio regular, y de como este puede llegar a estabilizar nuestra actividad hormonal y nuestro estado de animo. Pero, ¿sabíais que incluso moverse de forma ligera, suave, sencilla, ya proporciona una segregación  de neurotransmisores que se traducen en placer? Cada vez más estudios demuestran como esta euforia neuro-química se da con el simple hecho de aumentar la frecuencia cardiaca y respiratoria. Curiosamente, cuando sentimos las molestas agujetas del día de después de haber entrenado más  duro de lo que debíamos, podemos saber que nuestro cerebro se ha hecho más resiliente, mas virtuoso a la captación de estimulación positiva y de activación, conexión e inspiración sensorial.

El impacto en la mente de hacer ejercicio al aire libre es incluso mas potente que el que genera la meditación, ya que se canaliza de forma mas inmediata y sus beneficios afloran en el mismo momento y no tras un tiempo de entrenamiento en la técnica, como ocurre con la disciplina.
Además  de todos los procesos bioquímicos que se desarrollan durante el movimiento y que favorecen la liberación directa de hormonas que se materializan en placer físico, hay que valorar el hecho de que hacer ejercicio físico también a nivel conductual tiene un efecto muy fuerte en las personas; A nivel de sensación de capacidad, de superación, de valorización del esfuerzo, por ejemplo.  No sabemos hasta dónde podemos llegar hasta que lo intentamos. Y es precisamente cuando lo hacemos, cuando nos damos cuenta de que nuestros límites eran solo mentales, transgrediéndolos y sintiéndonos más  fuertes, más  capaces y más  valiosos. Este es un efecto bola de nieve ya que lo único que tenemos es ganas de más  y más , que nos hace mejorar las marcas y sentirnos aún  más  poderosos (además  de aumentar nuestras dosis de adrenalina, serotonina y dopamina).
PSICOLOGA PALMA
La música es un perfecto aliado para si cabe, aumentar mas este cocktail afrodisíaco, ya que seguir su ritmo genera de por si el movimiento justo que nos producirá placer. Un inicio que en escalada puede llevarte a donde te propongas. Una música cañera, con un mensaje de superación, de fuerza y te saldrá energía por las orejas para no dejar de bailar, de saltar o vibrar.
Por último, considerar el efecto del movimiento en grupo. Porque somos animales sociales, y casi todo, en compañía nos gusta más . El movimiento acompañado también suma, y no solo por un tema de motivación o de no rajarse para no dejar tirado al compañero, sino porque según los últimos estudios, hacer movimientos en grupo, además de reforzar el sentimiento de pertenencia y aumentar la empatía y la sociabilidad parece generar un fenómeno psicológico llamado We-Agency, lo que los antropólogos han descrito como un potenciamiento del sentimiento de esperanza. Es decir, los ejercicios sincronizados, la danza en equipo, las acciones en movimiento producen un sentimiento de mayor valor y solidaridad en el interior de la comunidad. Moverse en conjunto hace sentir que un cambio positivo en el mundo es posible y ayuda a creer, en referencia a los propios problemas, que se puede cambiar y que una solución es posible, generando lo que se conoce en psicología como una profecía que se auto cumple, puesto que nos empuja a poner en marcha las acciones necesarias para que se den dichos cambios.

PSICOLOGA PALMA

Ángela Gual

Abrir chat

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar