Cómo hacer que nuestros hijos lean apasionadamente

 

 

 

 

psicologa palma

 

Leer abre la mente, mejora la expresión, nos culturiza y nos flexibiliza ante un mundo siempre y cambiante, pero… ¿estamos transmitiendo este hábito tan positivo a nuestros hijos?

 

Averigüemos cuáles son las claves para que mis hijos disfruten de leer. 

 

Todos los que tenemos niños pequeños lo vemos claro. Son una réplica exacta de nosotros mismos en cuanto a comportamiento se refiere. Si nos lavamos los dientes, ellos también, con el mismo tipo de cepillo, no con otro. Si comemos postre, ellos también. Si nos paseamos todo el sábado en pijama ellos hacen lo mismo.y es que es absolutamente natural, ya que los pequeños conocen el mundo a través de nuestros ojos, es decir, que crean el concepto de normalidad en base a lo que es normal en casa. De este modo y de igual manera, si no nos lavamos los dientes ellos tampoco, si no comemos postre, ellos tampoco y si no usamos pijama, ellos tampoco lo quieren. Quieren ser como mama y papa, no lo olvidemos, sus figuras de referencia para saber lo que está bien y lo que está mal.

 

Entonces ¿que pasa con los hábitos de lectura? Lo primero que tenemos que plantearnos es si somos un buen modelo para ellos. ¿Queréis que vuestros hijos lean? Una pregunta obligada es:¿Vosotros leéis?.

Mucha gente me dice “ yo leo pero mi hijo no esta cogiendo el habito. ¿Cómo puede ser?.

psicologa palma

Cada vez hay mas estudios que fundamentan el hecho de que para aprender algo hay que hacerlo con emoción y no solo a base de instrucciones y cognición. Necesitan un extra de interés genuino. Para conseguirlo desde luego que hemos de ser un modelo para ellos y que nos vean leer, pero no es suficiente. Digamos que el hecho de observarnos les hace pensar que debe ser una cosa valiosa pero… además han de sentir que es divertido, apetecible, o no lo afianzarán en su repertorio natural de aficiones.

 

Primero, hemos de “picarles” con la curiosidad, con la emoción de saber que estamos haciendo algo fascinante, emocionante y divertido. Para ello y desde pequeños, hay que contarles cuentos, pero insisto, no solo contarles, sino emocionarles, crear tensión, emoción, contarlos con vivacidad, expectativa, sorpresa y mucha emoción,  mucha emoción. Así logramos una experiencia divertida y crece en ellos la semilla del interés por la lectura. 

 

Cuando se hacen un poco mas mayores hay que acompañarles en la lectura, mismo ritual aunque mas evolucionado. Aventuras, amigos, valores… compartir esos momentos con nosotros es el tesoro mas grande que podemos legarles. Si además ponemos Pasión y se emocionan, primero escuchando, luego,leyendo y finalmente contándote ellos los cuentos, haciéndote activamente partícipe del proceso de hacerles entrar en el placer de leer, ellos sentirán la fascinación por la lectura y cogerán el habito de por vida. 

 

Así que recuerda, no solo enseñarles sino hacerles sentir el placer de la lectura es la semilla que podemos introducir en ellos para que crezca un hábito extremadamente saludable y muy infravalorado en la actualidad, un mundo sucumbido por las nuevas tecnologías y las redes sociales en donde el aparentar, lo superficial y lo inmediato se impone a la profundización de las bellas historias contadas con detalles y reposo. 

 

Ángela Gual.

 

Abrir chat

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar