Autoengaños en el AMOR y en la PAREJA

 

psicologa palma

Un autoengaño es una creencia de cómo deberían ser las cosas, construida por las experiencias personales y por la cultura que nos rodea, que acaba por influirnos en la subjetividad de la propia experiencia amorosa y de nuestra actitud ante el amor y lo que esperamos de él.

 

Por ejemplo, hay personas que se mantienen solteras de por vida, vagando incesantemente en la búsqueda de su pareja ideal porque están absolutamente seguros de que se ha de encontrar en alguna parte del planeta, simplemente porque así lo han imaginado. Esta creencia aporta características casi “divinas” que idealizan al sujeto buscado de tal manera que, cualquier comparativa con un mortal acabará en frustración y decepción por no dar la talla. Así estas personas viven una eterna soltería no deseada atrapadas en la búsqueda de la persona adecuada, descartando a todo aquel que no encaje a la perfección en la idea del compañero ideal, que como tal idea perfecta, no existe, perpetuando su soltería eterna.

 

Existen tantos autoengaños como percepciones pueda haber. Cada par de ojos percibe una realidad concreta y hace una valoración de la misma que le favorezca, que conecte con sus valores y creencias y por lo tanto, transforma lo que ve en lo que encaja con su forma de pensar, convirtiendo la realidad en una realidad más adaptada y ajustada a su forma de ver el mundo.

 

Autoengaños clásicos en el amor son, por ejemplo:

 

-El amor es para siempre.  El amor es único y eterno, de lo contrario no es verdadero amor.

-Si uno ama “de verdad” y se compromete con ese amor, todo lo que viene después es maravilloso. Si hay amor no hay disonancias. El amor es entrega y abnegación total.

-El amor es sacrificio, el amor es una comunidad total. Amor es anular las propias necesidades a favor del otro, sacrificar los propios deseos.

-Mi amor te cambiará. Te ayudará a ser como debes ser para triunfar en el amor.

-Si se ama a alguien no se concibe pensar en otras personas. Que nos lleva inevitablemente a : Si deseo a otro, significa que no quiero a mi pareja. Si amo a mi pareja no es posible pensar o desear a otra persona (Como si deseo y amor fueran la misma cosa).

-Si le pongo a mi pareja las cosas fáciles y cómodas y le evito todos los problemas, no tendrá más remedio que amarme eternamente.

-Mi vida solo tiene sentido si tú me amas. Si me amas, si estás conmigo, eso quiere decir que valgo.

 

psicologa palma

Los autoengaños nos ayudan a dirigir y a decidir sobre nuestros actos. El problema surge cuando éstos no son adaptativos o cuando se vuelven tremendamente rígidos.

Teniendo en cuenta que cómo obran los demás no está en nuestras manos, a menudo sucede que estas creencias se resquebrajan por acciones derivadas de los otros y es cuando no sabemos cómo encajarlo.

Algunas personas se resisten a romper sus autoengaños por mucho que caigan por su propio peso, éste se vuelve más rígido si cabe, lo cual hace que luchen incesantemente por mantener algo que es insostenible, por recuperar lo irrecuperable, por restablecer lo que había antes del caos. El desgaste es máximo, pero el miedo a sufrir, a encajar la derrota, a aceptar que las cosas no son como creía que eran es más grande que el ir perdiéndose poco a poco en el sinsentido.

Otras personas en cambio, quedan totalmente bloqueadas al romperse su autoengaño. Se ha roto en mil pedazos y no pueden volver a unirse pero no son capaces de aceptarlo. Entonces renuncian al amor, se convierten en víctimas de sus expectativas y de la desilusión del crimen padecido, la depresión y la amargura envuelven su vida. Es como si un terremoto imprevisible hubiera destrozado todo lo que se creía firme y seguro y no podemos dejar de preguntarnos incrédulos, ¿cómo ha podido pasar? Sin encontrar una respuesta.

 

Tras el drama y para poder salir de la tormenta victoriosamente, debemos reestructurar nuestro autoengaño, cambiarle el marco para flexibilizar su significado y convertirlo en algo más adaptado y funcional para nuestra supervivencia emocional.

Lamentablemente, el camino siempre DEBE pasar por el dolor, y su evitación solo nos llevará a un sufrimiento mayor.

 

Como decía Publilio Siro, “El dolor es una medicina que mata el dolor”.

psicologa palma

El camino a la reconstrucción de nuestras convicciones en algo más ajustado a la realidad que hemos vivido será un proceso lento y doloroso, ya que tiene que encajar que nos equivocábamos, que existen riesgos, que el sufrimiento es una parte inherente del amor y de la vida y que por lo tanto, es imprescindible para sanar.

 

Ángela Gual.

Abrir chat

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar