Redes sociales, ¿placer o estrés?

¿Nos estresan las redes sociales, como todo el mundo piensa?

psicóloga palma de mallorca

Un prestigioso estudio del centro de investigaciones estadounidense Pew Research revela que el uso de las redes sociales no solo no nos produce más estrés, sino que a las mujeres en concreto, nos desestresa hasta en un 21% más respecto a las que no utilizan estas herramientas tecnológicas.

Analizando un poco más a fondo, podemos distinguir algunos matices: No todas las redes sociales son iguales. Mientras Twitter, Hotmail o Instagram resultan útiles para el drenaje emocional y el entretenimiento social femenino, un uso abusivo o incorrectamente gestionado de Facebook podría aumentar los niveles de estrés y ansiedad de las usuarias.

El porqué de estas diferencias se encuentra en el distinto calibre del contenido de dichas redes. En Instagram solemos colgar fotos agradables o divertidas, momentos mágicos que nos evocan emociones positivas (¿Quién sube sus días más negros?). Así mismo en Twitter, usamos 140 caracteres para expresar pequeños momentos, en su mayoría positivos, que solo nuestros seguidores pueden leer. Este tipo de acciones favorecen la liberación de endorfinas, que estimulan nuestra sensación de bienestar y felicidad. Nos ayudan a expresarnos, y a recibir refuerzos inmediatos mediante los diferentes comentarios o “likes”. Ya no necesitamos esperar a la reunión con las amigas para exteriorizar nuestros sentimientos o creencias. Nos liberamos de ellas al momento y buscamos compartirlos, sintiéndonos comprendidas.

 

redes2

Sin embargo, por la estructura de Facebook, los mensajes que recibimos en dicha red son más íntimos, de personas más cercanas y que expresan contenidos buenos a veces, y malos otras, de las vivencias cotidianas de las personas que nos rodean, transmitiéndonos vibraciones ambivalentes. Es por eso que paginas con excesivos contenidos relacionados con divorcios, despidos, muerte de familiares, por ejemplo,  no nos deja indiferentes, lo que puede producir un aumento en nuestros niveles de estrés.

 

Otro elemento interesante del estudio se refiere al uso y al abuso. Mientras que un uso responsable y dosificado del tiempo y calidad de navegación supone un beneficio para la salud emocional y psicológica de las mujeres, un abuso de la misma supondrá la apertura a una serie de malestares y alteraciones emocionales relacionados con el estrés, con el retraimiento social o con comportamientos adictivos.

 

Finalmente nos llama la atención ver que los varones en general no se ven afectados de forma significativa por el contenido emocional de las redes, y que por lo tanto, ni para mejor ni para peor, les resultan una herramienta antiestrés, ni de drenaje o canalización emocional.

 

Por todos los resultados obtenidos en este estudio podemos concluir, contrariamente a lo que se pudiera pensar, que las redes sociales, bien gestionadas, son una herramienta útil para la reducción del estrés en el sector femenino. Así que recuerda: solo si eres mujer,  utilízalas el tiempo adecuado, navega por las redes que mejor te hagan sentir, y evita los contenidos negativos, que de forma inconsciente, filtran energía negativa en tu sistema perceptivo.

Psicóloga palma de mallorca

Ángela Gual.